¿Por qué he cambiado la meditación por el Mindfulness?

¿Por qué he cambiado la meditación por el Mindfulness?

Te lo han dicho cientos de veces.

Escucha al compañero con todos tus sentidos.

Afronta la escena momento a momento.

No te juzgues.

Mantente alerta…

Mientras la meditación crea una relajación laxa, el Mindfulness dota de una calma activa.

Mientras en la meditación puedes encerrarte y/o desconectarte en el Mindfulness tienes que salir -¡hasta lo puedes practicar en movimiento, te imaginas!- tienes que conectar(te), ofrecerte, amar… que es la forma más pura de ofrecerse… y también las más difícil, vale.

Requiere de ti estar aquí y ahora. Prestar minuciosa atención al momento presente. Apertura. No juzgar (ni a ti ni al personaje ni a la situación… sin prejuicios).

¿Nos suena?

Este verano me he leído el libro de moda ‘El poder del ahora’ y ^_^… querido Eckhart... si yo ya sé que mola tener 5 millones de ejemplares vendidos, legiones de seguidores que pisen el suelo que pisas, si yo no te quiero quitar mérito -de verdad de la buena que no- pero desde el cariño te lo digo… ESO lo llevamos intentando los actores y actrices desde siempre y por supuesto en esa inquebrantable voluntad de formación continua y desde que pisamos la primera escuela o la primera sala de ensayo o la primera tabla de escenario o de un set… [Naturalmente él habla de muchas más cosas pero dejen que me lo lleve a mi terreno ;P ]

Queridos compañer@s del sentir ¿nos entrenamos o no nos entrenamos en ser lo más abiertos, generosos con el otr@, comprometidos, vivir el ahora de la escena, concentrarse en la tarea… transitar de forma intensamente vívida las letras que nos encarguen habitar?

Obviamente no siempre lo consigues. Obviamente no siempre estás 100% alerta y disponible… Pero cuando se consigue ¡ay cuando se consigue!

Te olvidas del tiempo y el espacio, sales de ti pero a la vez estás muy dentro, más hondo que nunca y cuando ‘despiertas’ has hecho un viaje aunque no sepas muy bien cómo has llegado ahí… Pero sabes que lo has conseguido porque además de cómo te sientes percibes los ojos que a tu alrededor te miran y su emoción brilla, o lloran, o ríen… Y tú has estado allí y a la vez te has hecho invisible. Magia

Incorpora a tu rutina de entrenamiento la práctica del Mindfulness y te aseguro que subirá un escalón tu grado de profundidad en tu maravilloso oficio del sentir. Igual que con el Feldenkrais con el que estoy inmersa ahora mismo en un curso de AISGE, pero ese es otro post que tendrá que esperar ;)

Mientras, aquí dejo este video que he visto hoy de Intimind ‘Las seis A del Mindfulness’ -tienen muchos más- por si os sirven:

Un abrazo y… gracias por estar ahí.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...